PortugusBrasilEnglish (UK)Spanish

Hong Kong, "JOYFUL FEAST 2016 - TOUCH INTERNATIONAL YOUTH FESTIVAL"



 
Hong Kong, Julio 2016.-Con la bendición de Dios, nuestras hermanas Carmen Reyes y Stephanie Rebaca fueron invitadas a dar uno de los talleres del "JOYFUL FEAST 2016 - TOUCH INTERNATIONAL YOUTH FESTIVAL" un Encuentro Católico de Jóvenes del 1 al 3 de julio en la Universidad China de Hong Kong organizado por el grupo católico Touch en coordinación con la Arquidiócesis de Hong Kong. Las hermanas llegaron a Hong Kong el 29 de junio, lo que les permitió conocer un poco más la realidad antes de comenzar el encuentro. Se podía percibir una ciudad muy moderna y desarrollada así como cultural y religiosamente abierta, pero a la vez contrastada con algunas zonas pobres y personas necesitadas especialmente de Dios. Una población católica pequeña que está creciendo, muy piadosa, reverente y que atesora mucho todas las ocasiones que tienen para fortalecer su fe. En el evento participaron cerca de 500 jóvenes.
IMG-20160706-WA0040
Fueron 3 días intensos de oración y formación, con charlas, misas, confesiones, diversos talleres, adoración al Santísimo todos los días del evento, rosarios, rezo a la divina misericordia, cantos, dinámicas y así mismo hubo una procesión eucarística a lo largo del puerto de Tsim Sha Tsui, un puerto muy conocido y transitado por muchas personas, para lo cual se trasladó al Santísimo Sacramento en un bus por la ciudad en la noche, desde la Catedral hasta dicho puerto.
 
Esta ha sido una experiencia muy hermosa pues se pudo 
IMG-20160701-WA0004
hacer mucho apostolado llevando a Dios en medio de una ciudad muy secularizada. Algunas personas que pasaban se acercaban y rezaban, otros solo observaban muy cuestionados con lo que estaba pasando, a su vez el Padre Augustine Vallooran que dirigía la adoración les decía a los jóvenes que habían distintas luces en la ciudad pero que Cristo era la luz a la que debían seguir para poder ser a la vez esa luz de Cristo y anunciarlo en medio de esa ciudad.
 
El obispo auxiliar de Hong Kong, Monseñor Ha, celebró la misa de clausura donde exhortaba a los jóvenes a encontrar la verdadera paz, porque la paz que ellos suelen experimentar en Hong Kong es una paz que ofrece la sociedad, con seguridad y sin crímenes pero la paz a la que el obispo les exhortaba era la que sale del corazón, la que Jesús nos dejó, la que se puede compartir y que se puede dar a los demás, la paz que la encontramos al recibir el cuerpo de Cristo, una paz que lleva a la acción.
 
Las hermanas percibieron mucha hambre de Dios entre los participantes, quienes les pidieron ayuda con consejería, formación en la fe así como luces en el apostolado que realizan, algunos de ellos incluso habían llegado de la iglesia católica clandestina de China (Shanghái), los cuales compartían las dificultades que tenían para vivir su fe pero que atesoraban mucho 
IMG-20160706-WA0012 1
cada oportunidad que tenían para crecer en ella así como la misa que solo era una vez al mes escondidos en fábricas.
 
Ha sido una experiencia que nos ha permitido abrir mucho más los horizontes para la evangelización en Asia, atesorar el hermoso regalo de nuestra fe y así mismo nos alienta a seguir esforzándonos por ser muy fieles y servir el plan de Dios donde nos necesite.